Durant reaparece en triunfo de Nets, 139-111 sobre Pelicans

0
10

Los Nets lucieron muy cerca de la perfección en el segundo periodo, cuando Kevin Durant se reincorporó a sus filas.

Durant reapareció tras una ausencia de 23 partidos para comandar la mitad más explosiva de Brooklyn en un encuentro de la temporada, terminando con 17 puntos y sin fallar un solo intento en la paliza de 139-111 que los Nets propinaron el miércoles a los Pelicans de Nueva Orleans.

Durant ingresó como suplente con unos siete minutos y medio por jugar en el segundo cuarto y para cuando terminó la primera mitad, los Nets tenían 79 puntos y una ventaja de 20.

Brooklyn concretó 14 de 18 disparos (78%) durante el segundo periodo, en el que consiguió 43 unidades.

«Yo esperaba venir acá y jugar como lo hice», dijo Durant. «Traté de no relajarme en el partido».

Durant encestó sus cinco disparos de campo y añadió siete rebotes y cinco asistencias durante 19 minutos, en su regreso luego sufrir una lesión en el tendón de la corva izquierda. Originalmente estaba anunciado como titular, pero se le envió a la banca minutos antes de su primer encuentro desde el 13 de febrero.

El entrenador Steve Nash dijo que la decisión de colocar a Durant de inicio en el banquillo buscó aportar un mayor control sobre los minutos que jugaba en caso de que el encuentro siguiera cerrado en los minutos finales.

La situación fue otra.

«Nos dominaron en ambos extremos de la cancha, totalmente… Nuestra labor defensiva fue absurda», lamentó Stan Van Gundy, el entrenador de Nueva Orleáns.

Kyrie Irving anotó 24 puntos y LaMarcus Aldridge aportó 22 por los Nets, que hilvanaron su novena victoria en casa.

Eric Bledsoe anotó 26 unidades por los Pelicans antes de salir expulsado en el tercer periodo.

Zion Williamson terminó con 16 unidades al encestar apenas cuatro de 12 disparos, poniendo fin a una racha de 25 partidos en fila con 20 puntos y 50% en tiros de campo. Con ello, Williamson empató a Shaquille O’Neal en la cadena más larga de su tipo desde 1954-55, primer año del reloj de disparo.

Una noche después de admitir 46 unidades en el tercer cuarto de su derrota contra Atlanta, la debacle de los Pelicans llegó más temprano en esta ocasión.

Brooklyn tomó una ventaja de 36-33 gracias al largo triple de Blake Griffin para vencer el reloj del primer cuarto. La ventaja aumentó a 53-44 para el momento en que Durant ingresó a la duela y poco después se convirtió en una paliza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here